Recetas caseras

Rabo de Toro al Vino Tinto

Para continuar con las recetas caseras y platos añejos y con historia en estos días ya bastante fríos, os traemos hoy el Rabo de Toro al Vino Tinto. Un guiso increíblemente sabroso y especial, que junto con la Carrillada Ibérica al Pedro Ximénez es de nuestros favoritos en casa. No solo por su sabor, sinó porque la carne, melosa y jugosa como ella sola, no hace bola y acompañada de un puré de patatas o una guarnición de verduras o patatas fritas, conforman un plato único, al que solo le faltan unas uvas y un trozo de queso como postre otoñal en nuestra mesa. Puede hacerse también la receta con rabo de ternera, pues no siempre está disponible el de toro (época de corridas). Yo suelo comprar en verano por encargo y congelar en crudo para tener siempre en el congelador.

El Rabo de Toro siempre ha sido muy apreciado, puesto que ya se conoce este plato desde época romana, su origen en la cocina española se sitúa el siglo XVI y en Córdoba, que en sus inicios se preparaba con los rabos de toros bravos, tras la corrida. Era una especie de trofeo. Se lo quedaban las familias de los toreros, que aprendían las labores de limpieza en los mataderos, y serían las verdaderas artífices del estofado de rabo de toro las mujeres, hijas, hermanas, madres o viudas de toreros. Pero no sólo ellas lo preparaban, sino que, incluso, alguno de los diestros presumía de meterse en fogones, y hacer los mejores estofados.

Espero que os guste este plato con historia, lleno de sabor y mimo.  Rabo de Toro al Vino Tinto

Ingredientes

 

 

 

Para 6 personas

  • 2 kg de Rabo de Toro (2 Piezas aprox.)
  • 4 zanahorias medianas
  • 2 ajos puerros (parte blanca)
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 800 ml. de fondo oscuro (o caldo de carne)
  • 500 ml de vino tinto (no uno muy caro, pero tampoco escatimes en él, se nota la diferencia)
  • Harina
  • Sal y pimienta
  • Aove (aceite de oliva virgen extra)

Rabo de Toro al Vino Tinto

Cómo se hace

 

 

 

Lo primero que haremos será lavar y secar bien la carne, salpimentando al gusto después,  y como siempre pasándola por harina para sellar. Como siempre, yo utilizo las bolsas zip, pues puedes enharinar varios trozos y no ensucias apenas.

 

Rabo de Toro al Vino Tinto

Una vez hecho esto, en una olla colocamos el aove con generosidad, y una vez caliente, doraremos la carne, y reservaremos.Rabo de Toro al Vino Tinto Picamos las verduras, y las ponemos a dorarse en otra olla. Como vamos a pasar la salsa por la batidora más adelante podéis picarlas un poco mas grandes de lo habitual. Si no queréis pasar la salsa, si os recomiendo picar las verduras muy finitas y pequeñas, pues será mas agradable al paladar.

Rabo de Toro al Vino Tinto

En la olla donde hemos dorado la carne, ponemos a deducir el vino tinto con el aceite sobrante. OJO! al añadir el vino al aceite caliente, puede salpicar mucho y hay riesgo de quemaduras por salpicadura, dejamos enfriar un poco el aceite y después de añadir el vino lo ponemos a desglasar aprox. 10  min. hasta que quede un fondo granate oscurito.Rabo de Toro al Vino Tinto

Añadimos el Rabo de Toro reservado (con todos sus jugos), las verduritas pochadas y doradas y añadimos 500 ml. de fondo oscuro (o caldo de carne). El resto lo reservaremos para ir añadiendo a la cocción. Ten también preparado agua caliente por si acaso durante la cocción necesitases más cantidad porque se evaporase la salsa.

Rabo de Toro al Vino Tinto

Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocer unas 2 horas. En este momento retiraremos los pedazos de carne  y trituraremos las verduras hasta dejar una salsa fina. Rabo de Toro al Vino Tinto

Volvemos a introducir la carne, cuidando que la cubra la salsa (si es necesario añadimos el resto del caldo o agua). Rectificamos de sal y dejamos cocer 1 hora y 1/2  a 2 horas a fuego lento y con mimo. Comprobaremos que está hecha la carne cuando se desprenda del hueso fácilmente y la salsa esté espesa. Ojo, que hay que revisarla que no se pegue.

Servimos con la guarnición que más nos apetezca, a ser posible neutra, como arroz salvaje blanco, patatas fritas o verduras al vapor. Yo en esta ocasión lo he acompañado con puré de patata y unos panecillos al romero.

Rabo de Toro al Vino Tinto

Bon Appetit!

 

Entrada anterior Próxima entrada

También podría gustarte

Sin comentarios

Deja una respuesta

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar